lunes, 26 de enero de 2009

EL DERECHO DE AUTOR

El día 21 de enero de 2008 quedará marcado como un hito importante en la historia hondureña del Derecho de Autor. En esta fecha, la Asociación Nacional de Radiodifusores de Honduras, ANARH y la Asociación de Autores, Compositores, Intérpretes y Músicos de Honduras, AACIMH firmaron un primer convenio en el cual, la primera asociación, se compromete a pagar por el uso del repertorio musical representado por la segunda.

El convenio fue firmado por Humberto Mendoza Garay, en representación de la ANARH, Manuel Antonio “Tony” Sierra y Camilo Bendeck, Director General de Propiedad Intelectual, órgano regulador del tema, dependiente del Instituto Hondureño de la Propiedad. Asistieron al acto, representantes de varios medios de comunicación que transmitieron, fotografiaron y filmaron el histórico acontecimiento.

Llegar a este punto implicó varios años de esfuerzo de parte de AACIMH, organización de gestión colectiva creada el año 2002 mediante Personalidad Jurídica No.0037/2002 otorgada por la Secretaría de Gobernación y Justicia. A su vez, dicha entidad nació al amparo del Decreto Legislativo No.4-99-E que estableció la Ley de Derechos de Autor y Derechos Conexos, que fuera emitida para velar por los tratados y Convenios Internacionales suscritos por el Estado de Honduras en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI/WIPO) y la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Cabe señalar que fue una tarea difícil sentar a las partes a negociar el convenio recién firmado y debe destacarse el importante papel de amable componedor que jugó el COHEP, convocando a los radiodifusores y cediendo sus oficinas para las múltiples reuniones, mismas que comenzaron a inicio del año pasado y culminaron en los primeros días del presente, después de intensas y a veces hasta acaloradas discusiones.

Y no era para menos, había que romper paradigmas: Por un lado, pagar por el usufructo de las obras musicales, cosa que aunque común en países desarrollados, era novedad en el nuestro. Por otra parte, convencer a los radiodifusores sobre la justicia y legalidad que ampara a los compositores y autores para exigir una compensación por su esfuerzo creativo, que luego es utilizado para darle vida a las emisiones radiales. Y finalmente, encontrar una fórmula consensuada para pagar por un derecho determinado en la legislación nacional y cuyo respeto es exigido internacionalmente al Estado de Honduras.

A partir de ahora, los radiodifusores agrupados en la ANARH, pagarán a la AACIMH un canon fijo por un período de tres años, plazo que una vez cumplido, implicará una nueva ronda de negociaciones entre las partes. Este pago les dará derecho a utilizar los repertorios musicales de todas las sociedades de gestión que tienen contratos firmados con la AACIMH. Entre otros países, existen convenios firmados con EE.UU, España, México, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela, Costa Rica, El Salvador, Uruguay, Paraguay, Ecuador, Brasil, República Dominicana, Guatemala y Nicaragua.

Las negociaciones, también han conseguido generar consciencia sobre la necesidad de que los medios de comunicación radial, apoyen de mejor manera la producción de los artistas nacionales. Esto representa que los compositores y autores deberán esforzarse para publicar obras que lleguen a competir, de igual a igual, con las que vienen del exterior. Asimismo, la AACIMH colocará en una base de datos internacional, las letras y a futuro la música de los compositores y autores nacionales para que puedan ser vistas y escuchadas por diferentes cazadores de talento, que eventualmente podrían darlas a conocer a artistas de reconocido prestigio para su ejecución. Finalmente, aquellos autores y compositores afiliados a la AACIMH podrán colectar el pago por las canciones que hayan registrado y que forman parte del catálogo general negociado con la ANARH.

Pero el asunto va más allá, además del convenio firmado con la ANARH, la AACIMH ha venido negociando y firmando acuerdos de pago con otros rubros que también utilizan la música como parte de los servicios que ofrecen y que les permiten hacer más atractivo el ambiente de sus locales o las transmisiones que emiten, vale decir: canales de televisión, restaurantes, hoteles, bares, karaokes y otros negocios similares.

Este reconocimiento al derecho de autor que ha logrado la AACIMH, representa el inicio de una etapa de mayor respeto por la propiedad intelectual, dentro de la cual se inscribe el arte musical y las obras que tanto autores como compositores ponen a disposición del gran público. Enhorabuena!! Ojalá que todos aquellos que obtienen ganancias derivadas directa o indirectamente de la música, tomen consciencia de su obligación y comiencen a pagar lo que les corresponde.